Corredor industrial de El Salto recibirá inversión de US500 millones por nearshoring

Avatar
Corredor industrial de El Salto recibirá inversión de US500 millones por nearshoring

Guadalajara, Jal. Pese a las complicaciones económicas a escala mundial, el corredor industrial de El Salto prevé captar este año inversiones por 500 millones de dólares, cifra que supone un crecimiento de 25% en comparación con los 400 millones de capital que aterrizó en ese complejo industrial en el 2022.

El presidente de la Asociación de Industriales de El Salto (AISAC), Raúl Güitrón, explicó que el crecimiento obedece a que la mayoría de los corporativos enfrenta complicaciones por la disponibilidad de insumos, problemas logísticos y el reto de mantener sus costos de operación con un bajo volumen del mercado, por lo que las grandes compañías están relocalizando su proveeduría (nearshoring).

“Estas expectativas de inversión se basan en el desarrollo de nuevos parques industriales debido a la relocalización de inversiones originada por el rompimiento de las cadenas de suministro que se dio durante la pandemia”, precisó Güitrón Robles.

Detalló que los giros industriales que captarán el mayor porcentaje de esas inversiones son el automotriz, químico, electrónico y metal-mecánico, principalmente, aclaró, empresas pequeñas y medianas que conforman la cadena de suministros de las grandes compañías globales.

Por su parte, el consejero de AISAC y presidente del Clúster Automotriz de Jalisco, Raúl Reséndiz, descartó que las inversiones que vayan a llegar al estado vayan a ser grandes proyectos como las plantas fabricantes de chips debido a que, dijo, para ello se requieren grandes cantidades de energía y agua que ni Jalisco ni México como país pueden ofrecer.

“Creo que podemos contribuir con ciertas áreas periféricas para ayudar a la producción de chips, pero pensar en una fábrica de chips en México es muy difícil”, puntualizó.

Escasea talento

De acuerdo con el presidente de AISAC, con la inversión que llegará este año al corredor industrial de El Salto -el segundo más importante del país-, las empresas generarán 6,000 nuevos empleos, cifra que supone un incremento de 20% en comparación con los 5,000 puestos laborales creados en el 2022.

No obstante, las empresas instaladas en El Salto enfrentan también dificultades para conseguir talento, principalmente en áreas de ingeniería, por lo que se han visto obligadas a salir a buscar personal de municipios cada vez más lejanos como Chapala, Poncitlán y La Barca.

“Otro problema es la disponibilidad de mano de obra calificada y, sobre todo, bilingüe, mientras que a escala nacional, necesitamos un mayor apoyo en infraestructura y, sobre todo, en el tema de seguridad pública”, subrayó.

Violencia

Según el dirigente de los industriales de El Salto, pese a las proyecciones optimistas, hay factores “que dificultan el crecimiento de las empresas”, y destacó el aumento de la violencia y la inseguridad.

Raúl Güitrón mencionó que en el segundo semestre del 2022, se registraron por primera vez en la zona, dos robos a empresas grandes con la participación de “comandos armados”, además de los robos a camiones de carga y al personal que llega a trabajar a las plantas en un deficiente transporte público.

Indicó que para concretar mayores inversiones es necesario, además, mejorar la infraestructura de la zona, principalmente el transporte público ya que, dijo, actualmente es deficiente y son muy pocas rutas las que llegan a ese municipio, por lo que más de 80% de los trabajadores son trasladados en transporte privado que supone un costo para las empresas.

En la AISAC hay afiliadas más de 80 empresas que generan 65,000 empleos directos, y son fabricantes principalmente de productos químicos, farmacéuticos, alimentos, llantas, empaques de cartón, motocicletas, autopartes, fertilizantes y productos de limpieza.

[email protected]

Enlace a la fuente