el mercado de oficinas ante el trabajo flexible

Avatar

Pese a que el regreso a la normalidad ha permitido que las actividades económicas se hayan reactivado, se prevé que las empresas continúen con la reducción de tamaño o cambios de ubicación de sus oficinas durante el 2023; además, otras tantas concentrarán sus esfuerzos en adaptar sus espacios existentes para reducir la densidad.

De acuerdo con la firma de servicios inmobiliarios Newmark, el establecimiento de un modelo de trabajo híbrido en muchos sectores es la tendencia referente en los edificios corporativos de mayor alcance en los últimos dos años y posiblemente, una que se mantendrá en el tiempo.

Una encuesta realizada por la Office for National Statistics en el Reino Unido en el 2021 registró que hasta 85% de la fuerza laboral opta por el trabajo flexible, que consiste en acudir algunos días a la oficina y otros trabajar de forma remota.

En este sentido, María Valdez, directora de ventas y administración de la división de Mantenimiento de Instalaciones de Newmark, destacó que las empresas se esforzarán por crear espacios que atraigan a los empleados de regreso a los edificios corporativos y, al menos a corto plazo, faciliten el distanciamiento físico y garanticen un entorno seguro.

“Una vez más, esto debería impulsar un nuevo enfoque por parte de los diseñadores para adaptar el diseño y optimizar los espacios teniendo en cuenta a los empleados. Las empresas deben poner un mayor énfasis en la calidad por sobre la cantidad de metros cuadrados”, afirmó la especialista.

¿Cuánto cuesta acondicionar una oficina?

Ante este panorama y en medio de un periodo de altos niveles de inflación, el costo del acondicionamiento es un factor decisivo en las estrategias de los propietarios e inquilinos de las oficinas.

Un estudio de Newmark reveló que el gasto de optimización de un espacio corporativo en México puede ir desde 807 dólares por metro cuadrado, el más económico, hasta los 2,100 dólares, en oficinas clase premium.

Estas cifras consideran los siguientes aspectos:

  • Pago de honorarios profesionales.
  •  Construcción.
  • Accesorios y mobiliario.
  • Equipos de tecnología, tales como servidores, PCs y monitores.

No obstante, Juan Zabala, director de la división de Gestión de Proyectos de Servicios Corporativos Globales de Newmark, destacó que, debido a los altos índices de inflación en los principales insumos para la construcción (acero, concreto, prefabricados, cobre, entre otros), es recomendable comparar los precios con los valores de mercado más recientes.

Efecto secundario

Una de las variantes que podrían surgir para que propietarios e inquilinos de los edificios de oficinas hagan frente a los gastos de acondicionamiento, es el subarrendamiento.

“Con el fin de reducir costos, buscarán subarrendar lo que ahora es espacio en exceso, esencialmente subdividiendo lo que necesitan de lo que no, colocando esto último en el mercado”, mencionó Zabala.

Si ello sucede, agregó el especialista, inevitablemente comenzará un aumento en la demanda de servicios de renovación para optimizar el espacio existente o el espacio más pequeño al que se acaban de mudar las empresas.

Tendencias en diseño

Según los expertos, las tendencias actuales en el diseño de oficinas se centran en la seguridad y la comodidad, pero también en otros elementos como el color, las texturas y la sostenibilidad.

Además, Valdez informó que agregar elementos como iluminación natural o vegetación en los entornos corporativos no solo son parte de las inclinaciones reconfortantes y hogareñas del mercado, sino que también brindan numerosos beneficios para la salud de los colaboradores.

Dependiendo del tipo de vegetación que elija, las ventajas de agregar vida vegetal también pueden incluir:

  1. Aumento de la productividad.
  2. Mejora de la calidad del aire y del flujo de oxígeno.
  3.  Reducción de toxinas en el aire, alfombras y otros muebles de oficina.
  4. Disminución del ruido.

“Desde la estética del diseño, como la acústica y la vegetación, hasta un mayor enfoque en espacios de trabajo seguros y protegidos, los diseñadores y las empresas siempre están buscando formas de mantener un entorno de trabajo saludable y feliz al tiempo que mejoran la productividad”, destacó la especialista.

Enlace a la fuente