Industria automotriz pronostica crecer 5% en Querétaro durante este 2023

Avatar
Nearshoring impulsa ampliaciones de inversión en Querétaro

Querétaro, Qro. La industria automotriz local proyecta lograr un crecimiento de 5% durante este 2023, un avance que estaría influenciado por la demanda de autopartes en la región de Norteamérica, de acuerdo con el Clúster Automotriz de Querétaro.

El aumento en el valor del contenido regional que promueven las reglas de origen del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como el impulso de la relocalización de proveeduría, inciden directamente en las expectativas de crecimiento, planteó el presidente del clúster, Renato Villaseñor Mendoza.

“Arranca (el año) con el acelerador a fondo, muchos proyectos, muchos retos, pero tratando de sacar provecho y ventaja de todas las oportunidades que vienen este año respecto al nearshoring, a la integración de toda la cadena de suministro de manera regional, hacia la integración de partes y componentes para cumplir con 75% del valor del contenido regional”, declaró.

Las reglas de integración regional del T-MEC, explicó, han generado un aumento gradual en la incorporación de piezas fabricadas en la región, fenómeno que se traduce en una mayor demanda de autopartes manufacturadas en el estado.

“Del 75% es lo que se debe cumplir de contenido regional, en las partes que lleva un auto. Lo que se hace en Querétaro suma a cumplir con este contenido regional. Originalmente empezamos, cuando se firmó el T-MEC, con el requerimiento de 60%, para este año sube a 75%, quiere decir que más piezas que se fabricaban en otra parte del mundo hoy se tiene que fabricar en la región de Norteamérica” describió.

Renano Villaseñor aludió que al ser Querétaro uno de los principales productores de autopartes del país, la base automotriz del estado tiene potencial para aumentar su participación en el mercado.

Por ello es que se abren las oportunidades para el estado de Querétaro con la gran fortaleza que tenemos para poder sacar provecho de esas nuevas reglamentaciones y eso pues significan oportunidades de crecimiento”, acotó.

El riesgo de recesión en la economía estadounidense es un elemento que afectaría las proyecciones del sector; no obstante, recordó que el desarrollo del sector no está basado solamente en las ventas de vehículos, sino en la demanda de autopartes que experimenta la región de Norteamérica.

Sin embargo, frente a estas oportunidades de crecimiento, el sector continúa presentando disrupciones en las cadenas de suministro, muchas de ellas originadas por la pandemia de Covid-19 y las afectaciones logísticas a nivel global.

A los cambios en las cadenas de suministro se añade el incremento en los costos de producción, debido al alza en los precios de commodities: algunos de ellos han tenido aumentos desde 10 hasta 30 por ciento.

La industria ha optado por desarrollar estrategias que le permitan mitigar riesgos y reducir costos, sin que esté en detrimento su competitividad.

“Los metales como el níquel que se utiliza en acero inoxidable han tenido incrementos arriba del 30%, recordemos que hoy algunos metales y componentes (…) que se utilizan no nada más en las baterías, sino en otros materiales, han sufrido un incremento por la alta demanda que han tenido el consumo de las baterías”, expuso.

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania es otro factor que presiona los precios de algunos insumos, particularmente esta segunda nación se caracterizaba por ser un importante fabricante de materiales que hoy reportan escasez y, por ende, han aumentado sus precios.

Enlace a la fuente