México construye 70% más espacio industrial, pero es insuficiente para atender el nearshoring

Avatar
México construye 70% más espacio industrial, pero es insuficiente para atender el nearshoring

Debido a la alta demanda —impulsada por la relocalización de empresas (nearshoring)—, los desarrolladores aceleraron los inicios de construcción de naves industriales durante el 2022.

Entre enero y diciembre del año pasado, se edificaron 5.6 millones de metros cuadrados de área bruta rentable (ABR) de espacios industriales, es decir, 70% más que en el 2021 (3.3 millones de metros cuadrados), según la plataforma Datoz.

Los mercados de Monterrey, Ciudad de México, Ciudad Juárez, Querétaro y Tijuana concentraron 67% de las construcciones.

A pesar de que los desarrolladores industriales aumentaron la velocidad en cuanto a la edificación de nuevos proyectos, aún faltaría más del doble de espacio construido durante el 2022 para recibir a todas las empresas que desean instalar sus centros de producción en México.

Jonathan Pomerantz, director comercial del Fondo Inmobiliario Meor, informó que el país necesita 11 millones de metros cuadrados de naves industriales.

“Se calcula que hoy tenemos un déficit de 11 millones de metros cuadrados de espacio industrial, que muchas empresas estarían buscando para sus operaciones, pero no tienen acceso”, comentó Pomerantz.

Cabe mencionar que la Secretaría de Relaciones Internacionales y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público afirmaron que hay una lista de espera de aproximadamente 400 compañías que buscan reubicarse en algún punto del territorio nacional.

Infraestructura energética

Uno de los principales retos que el sector inmobiliario ha tenido para lograr explotar el nearshoring es el suministro de energía en las plantas industriales.

Si bien, Pomerantz indicó que ha habido apertura por parte de los gobiernos estatales y municipales de los principales mercados para construir infraestructura, remarcó que, en mayor medida, ésta corre por cuenta de los desarrolladores.

“Es un trabajo arduo y complejo, pero el tema del nearshoring es una oportunidad que tenemos que aprovechar, no nos podemos quedar sin infraestructura o desarrollo de espacios, porque las posibles inversiones extranjeras se irían a otro lado. Todos los desarrolladores tenemos que aportar un grano de arena”, dijo el vocero de Meor.

Al respecto, René Morlet, director de proyectos industriales de JLL, explicó que las energías limpias podrían ser una alternativa para mitigar el suministro eléctrico en los parques industriales.

“Considero que se deberían promover más las energías sustentables. En nuestros proyectos siempre buscamos la manera de abrir el panorama e ir más hacía esta tendencia, pero sabemos que con el gobierno actual es complicado”, expresó el especialista.

Según Morlet, construir un edificio industrial con un enfoque en operaciones sustentables incrementa un 5% en costo de la obra, pero resuelve aspectos importantes para las operaciones.

No obstante, Pomerantz subrayó que, por el momento, el gobierno solo permite que una planta industrial genere 500 kVAs (kilovoltamperios) de energías limpias a través de paneles solares, por ejemplo.

“Esto no alcanza prácticamente para nada, a menos de que sea una sola nave para temas logísticos. Ahora no se permite una generación limpia, aunque sí podría ser una alternativa para el sector”, concluyó.

Enlace a la fuente