México podría ser potencia en medicamentos biotecnológicos

Avatar
México podría ser potencia en medicamentos biotecnológicos

México puede convertirse en una potencia de medicamentos biotecnológicos o biocomparables, si logra definir una regulación ad hoc y homologada con otros países de Latinoamérica, para el desarrollo de medicamentos de alta especialidad y personalizados en tratamientos de enfermedades crónico-degenerativos, sostuvo Juan de Villafranca, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (AMELAF).

Desde de la pandemia por el Covid-19, el mundo está inmerso de cambios importantes en materia médica, en donde México no debe quedar fuera e incursionar en el futuro de la medicina que son los biocomparables, que han resultado ser más eficientes, respecto a las medicinas químicas (tradicionales), para atacar enfermedades como el cáncer, hipertensión, diabetes, glaucoma y otros.

Al participar en el Foro de Biosimilares de Latinoamérica 2022 (Biosimilars LatAm – México 2022), realizado en Cancún, Quintana Roo, el representante de los laboratorios farmacéuticos en México afirmó que los biocomparables se originan del desarrollo celular vivo y que han demostrado ser más eficaces para las personas enfermas.

Lo que falta en México es actualizar la legislación regulatoria, pero mi postura es que tenemos que aspirar a que haya homologación en los criterios regulatorios para biotecnológicos, eso es importante, viendo al futuro”.

Con esto, abundó, la misma información (dossier) que se presente en México o Argentina, Brasil o Colombia será la misma y eso facilita las cosas y que haya más biotecnológicos en América Latina y que en un momento dado tengamos medicamentos más eficientes, rápidos y que curen a las personas”.

Para ello, se requiere actualizar la legislación mexicana, porque de lo contrario, las empresas no invertirán en biotecnológicos mientras no haya reglas claras. Y dependerá de la Cofepris, junto con las otras agencias reguladoras, se pongan de acuerdo para homologar criterios.

“Lo que propuse es definir qué criterios vamos a tener y dar esa retroalimentación a las agencias regulatorias, porque va a dar el ambiente propicio para que haya inversión y tengamos medicamentos biotecnológicos, que son los que van a curar, sobre todo las enfermedades crónico-degenerativas”, mencionó en entrevista.

Juan de Villafranca refirió que actualmente la industria farmacéutica nacional en su mayoría fabrica medicamentos genéricos, para pasar ahora, de manera audaz y apostándole al futuro, a producir medicamentos de alta especialidad – biocomparables y biotecnológicos -.

Afirmó que hay interés de las empresas mexicanas para subirse a este desarrollo, entre ellas se encuentran: Neolpharma, Pisa, Probiomed y Sophia, que ya han incursionado en biotecnológicos. “La tendencia es hacia allá y los laboratorios tienen que ver hacia eso, porque eso es el futuro de las medicinas, a la solución de las enfermedades, que serán más dirigidos”, precisó el presidente de la AMELAF.

Con base en DNA y cromosomas trabajan los institutos de inmunología, como el de La Jolla en San Diego, California en Estados Unidos, para acelerar el progreso hacia el desarrollo de nuevos tratamientos y vacunas para prevenir y curar enfermedades autoinmunes.

“Es mejor que fabriquemos en México o en AL, biotecnológicos, y no solo importar de Alemania o Estados Unidos. Pero se necesitan reglas ad hoc a esto que es algo novedoso”, mencionó.

“México tiene gran potencial para el desarrollo de los medicamentos biotecnológicos y hay apetito de los laboratorios”, resaltó.

[email protected]

Enlace a la fuente