25.8 C
Mexico
julio 17, 2019
El Diario De Finanzas
Perfiles

Tania Sapein: la mujer que pasó de pepenadora a una exitosa empresaria

Tania Sapein es la fundadora y directora de la marca Coco Jewel, firma en la que diseña, fabrica y comercializa joyería de oro laminado. Hoy tiene más de 10 franquicias y ya recibió seis millones de dólares en Shark Tank.

Resultado de imagen para tania sapien

Shark Tank es el reality show de negocios donde magnates apuestan por la idea o el producto que tenga más potencial para triunfar en el mercado.

Sapein estaba desempleada cuando comenzó su negocio de joyería exclusiva con mil pesos que le habían prestado. Estuvo como pepenadora en el país asiático con la intención de aprender bien el idioma chino.

‘Si te caes, te levantas’, es la frase que ha impulsado a esta mexicana por siete años en su negocio.

Tania después de haber estado en un país desconocido, sin dinero y haber superado el desempleo, actualmente tiene más de 10 franquicias y en 2018 cerró con ventas de diecisiete millones de pesos.

Mil pesos y mercancía prestada

En 2012, Sapein tuvo que recurrir a una amiga para pedirle prestados mil pesos y mercancía para apartar un local en la calle de Palma en el centro histórico de la Ciudad de México.

La emprendedora creyó que con un lote de joyería sería suficiente para iniciar su negocio, hasta que descubrió que con veinte piezas no llenaba el exhibidor principal de su local.

‘En un principio hacía lo que fuera para no quedar mal con la gente, hasta la fecha eso hago; mi amiga me decía que ya dejara perder esos mil pesos, pero yo decía ‘qué pena’, entonces busqué proveedores en el centro porque esa era la única forma en que yo pudiera crecer el negocio. En aquel entonces si tú llegabas y buscabas algo en especial yo te decía, sí lo tengo, permíteme tantito, y me echaba una carrera hasta Tepito porque allá estaban mis proveedores, regresaba y te lo vendía, así estuve por año y medio’, comentó Tania en una entrevista para Entrepreneur.

Sapein estudió administración de empresas, por lo que empleó sus conocimientos profesionales y empezaron a rendir frutos, fue entonces cuando decidió iniciar Coco Jewel y crear sus primeros diseños.

Imagen relacionada

El local de la Ciudad de México fue todo un éxito al grado que un fabricante buscó a Tania Sapein para que hiciera sus propios diseños, victoria que más adelante la llevó a tener su propia franquicia.

La emprendedora nunca se detuvo, es así como decidió irse por un tiempo de mochilazo a China para encontrar una fábrica que le maquilara sus propios diseños, para que al regreso a México sus ventas se multiplicaran.

En noviembre de 2013 Tania abrió su segundo local en el Centro Comercial Gran Sur, su inversión la recuperó en menos de un año y con eso en septiembre de 2014 abrió su tercera tienda en Galerías Perinorte.

‘Cuando ya tenía las tres sucursales ese año cierro mis ventas en 3 millones de pesos y de utilidad fueron alrededor de medio millón, todo eso lo ocupé para pagar a la consultora que me franquicia mi negocio’, señala la emprendedora.

Fue pepenadora en China

‘Soy muy necia, demasiado diría yo’, es como se describe Sapein ante las decisiones que han llevado al éxito a su negocio, una de ellas fue regresar a China.

La meta de vivir en el país asiático durante un año era aprender su idioma, para así encontrar un lugar para abrir su fábrica, pero para cumplir ese objetivo estuvo alrededor de cuatro meses recogiendo basura.

Mientras en México la consultora Feher & Feher formaba su modelo de franquicia tipo isla en centros comerciales, la emprendedora atravesaba por una de sus crisis más fuertes.

‘Mientras recogía la basura, el traje que usábamos nos tapaba todo, por lo que me ardían los ojos. Empecé a llorar y decía, estaré haciendo lo correcto, porque antes de irme a China la gente me decía que estaba loca, que era una atascada. Ya no sabía si eran lágrimas o sudor, porque en ese entonces ganaba 60 mil pesos libres a los 25 años, y decía, ‘qué necesidad de estar acá’, ese fue el momento en el que dije. ‘Ya llegué hasta aquí’, señaló.

El tiempo restante, la emprendedora mexicana estuvo trabajando como traductora para las personas que hablaban inglés, pero que trataban de comunicarse con la gente local.

El dinero que ganó en ese año le sirvió para enfocarse en aperturar su maquiladora.

Finalmente logró abrir su fábrica en China y actualmente se maquila todo allá, debido a que los materiales son de alta calidad y en México no se encuentran.

Franquicias

Al regresar de China, Tania se dio cuenta de que el modelo de su negocio era muy viable para ser una franquicia, e inició el proceso.

En la actualidad ha entregado ya quince licencias con ganancias de diecisiete millones de pesos.

‘Como me empieza a ir muy bien en el negocio, varios amigos me dicen que hagamos algo juntos, que si ponemos otra tienda, entonces un primo me señala que por qué no franquicio mi negocio, porque si no me podía meter en broncas de que me robaran mi marca’, afirma.

La estrategia de su negocio es la que ha determinado que las franquicias sean un éxito. Cada cuatro meses saca siete mil diseños exclusivos, lo que al final da un total de 21 mil piezas.

Apoya a mujeres emprendedoras

Sapein después de entregar las primeras diez franquicias se dio cuenta de que nueve fueron entregadas a hombres y sólo una a una mujer, situación que la hizo reflexionar y hacer un estudio para saber el por qué.

‘La franquicia vale 870 mil pesos más IVA, lo que te da un total de un millón de pesos. Al final hicimos un estudio de mercado y descubrimos que por cada 100 personas en México que tengan dinero disponible (un millón de pesos), el 98 por ciento son hombres y sólo el dos por ciento son mujeres y eso me impactó muchísimo’, cuenta la emprendedora.

Resultado de imagen para tania sapien

Gracias a dichas cifras Sapein decidió apoyar a las mujeres, para que pudieran adquirir su propia franquicia comprando productos y con ellos hacerce de puntos.

Asegura que en al menos tres años lo puedan lograr, sin necesidad de tener la cantidad de un millón de pesos a la mano.

Su mayor satisfacción como emprendedora

‘Mi mayor reto y satisfacción sin duda es el capital humano que conforma Coco Jewel. La constante capacitación y competencias desarrolladas para mi equipo es el trabajo más duro, pero sin duda el que mayor recompensa me deja’, señala Tania Sapein.

‘El iniciar con prácticamente nada de inversión, y hacer crecer el negocio a partir de las personas que lo conformamos, ha sido un gran logro. Nunca imaginé que podría franquiciar Coco Jewel’, destaca la empresaria mexicana.

Con información de Entrepreneur, Medium y RD Station.

Foto: especial.

Entradas Relacionadas

Escritoras, activistas y más: mujeres emprendedoras que son sinónimo de éxito

Concepción Pacheco San Juan

DEJA UN COMENTARIO

A %d blogueros les gusta esto: